JIMFRA | Recarga de Vehículos Eléctricos (RVE)
15649
single,single-post,postid-15649,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

Recarga de Vehículos Eléctricos (RVE)

jimfra5

03 Abr Recarga de Vehículos Eléctricos (RVE)

La revolución eléctrica en la automoción ya esta aquí. Cada vez vemos y oímos hablar más sobre el coche eléctrico, y es que son el siguiente peldaño a subir. En un futuro, no muy lejano, todos nuestros vehículos se moverán con electricidad, o al menos es lo que marca la tendencia. A continuación veremos cómo se establece y conoceremos en qué nos va a afectar la recarga coche eléctrico.

En camino; Hoja de ruta 2050

En julio de 2009 los países de la Unión Europea anunciaron el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al menos en un 80% respecto a los niveles de 1990 para el 2050.  Para ello la Fundación Europea para el Clima (European Climate Foundation (ECF) ha realizado un estudio denominado Hoja de ruta hacia 2050: una guía práctica para una Europa prospera baja en carbono en el que también se incluyen políticas urgentes que se deberán tomar en los próximos 5 años.

Para llegar a estos objetivos, en la Unión Europea serán necesarios una serie de cambios en el sistema energético. Una de las medidas necesarias sería la sustitución de los combustibles fósiles, en un principio al menos en la construcción y en el transporte, por electricidad descarbonizada y combustibles poco emisores de CO2 como pueden ser los biocombustibles de segunda generación.

Se ha propuesto que para 2050 no circulen dentro de las ciudades europeas coches de gasolina o diesel, que deberán ser sustituidos progresivamente por vehículos eléctricos e híbridos o propulsados por hidrógeno. Esta propuesta incluye la implantación de peajes para vehículos contaminantes, que pueden estar establecidos antes de 2025.

 

El vehículo no contaminante

Ya son más que conocidos los coches híbridos, estos son la introducción al coche eléctrico. Los híbridos funcionan en tres sistemas, paralelo, combinado o en serie, este último es un sistema de propulsión directamente eléctrico. En cualquiera de los tres casos, no dejan de ser sistemas que funcionan con combustible, pero ante la ausencia de este, deben ser conectados a la red para la recarga de sus baterías.

La alternativa del biocombustible de segunda generación no es todavía una solución definitiva, sus costes de producción aun son muy elevados y su huella de carbono, aunque es mucho menor que la de otros biocombustibles, no es cero. Pueden producirse a partir de fuentes no alimentarias como residuos agrícolas y desechos de maderas.

El hidrógeno es una alternativa prometedora pero su obtención es costosa. Existen dos tipos de funcionamiento, por combustión y con pila de combustible, siendo este último su mejor configuración, pues puede ser recargado con electricidad. Sin embargo, el coste del hidrógeno no es el único inconveniente, aunque podría no serlo en un futuro, existen desventajas que se derivan de los gastos tecnológicos, como por ejemplo su sistema de almacenamiento costoso, algo que se pretende solventar en 2015 con la unión de multinacionales automovilísticas.

 

Implantación del coche eléctrico

Tras analizar estas alternativas, observamos que el elemento más común es la electricidad.La implantación del coche coche electricoeléctrico es inminente, al margen de las combinaciones con otros combustibles, para ello existe un plan de acción promovido por el IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía) bajo el nombreMOVELE. Con este plan de acción, que se enmarca dentro de la Estrategia Integral de Impulso al Vehículo Eléctrico en España 2010-2014 y que consta de 15 medidas, se prevé el matriculado de un total de 70.000 vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables en España, entre 2010 y 2012. El objetivo final es alcanzar la cifra de 250.000 vehículos a final de 2014.

 

El enchufe, un nuevo estilo de vida

El uso de un coche eléctrico implica un importante cambio de hábitos. Principal y obviamente, debemos estar más atentos a la coche electricoautonomía de las baterías. A menos que se disponga de un híbrido, con un eléctrico puro se hace necesario llamar a la grúa si nos quedamos sin energía en carretera. Necesitamos puntos de recarga.

En nuestro país ya existen algunos puntos de recarga públicos para vehículos eléctricos. Estos puntos están preparados para la recarga de un coche o de una moto y pueden localizarse gracias a la herramientawww.electromaps.com. La mayoría de estos puntos de recarga pertenecen a parkings de pago, pero algunas comunidades ya están apostando por las torres de recarga en la vía pública.

 

¿Cómo nos va a afectar?

coche electricoEs evidente que, por muchos puntos de recarga públicos que existan, nunca serán suficientes cuando la demanda crezca, además, será muy necesario disponer de nuestro propio punto de recarga en la plaza de garaje.

Es cuando nos cuestionamos… ¿qué necesitaremos instalar en nuestros garajes? Es fácil pensar que basta con poner un enchufe, cogido a la luz del trastero, algo que sería ilegal en garajes comunitarios. Lo cierto es que necesitamos una determinada potencia, por lo que estas formas de salir del paso no son, en absoluto, viables.

Necesitamos un punto de recarga adecuado y adaptado al tipo de vehículo que queremos cargar.

  • Este enchufe debe cumplir alguno de los cuatro modos normalizados existentes, el que convenga al caso.
  • Será necesaria una línea de alimentación correctamente instalada y protegida que cumpla con el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión. En el caso de garajes comunitarios, esta línea será una derivación individual (línea que parte de contador).
  • Un contador dado de alta, en el caso de garajes comunitarios.
Dicho esto, está claro que es necesaria una infraestructura. En el caso de una vivienda unifamiliar, es decir, una plaza de garaje de un solo propietario, el único problema reside en la potencia contratada, pues esta instalación es tan solo un circuito más en el cuadro general. Pero en los garajes comunitarios la infraestructura se puede complicar bastante.

El reto de las comunidades de propietarios


Tal como hemos planteado, la necesidad de infraestructura para la implantación total del coche eléctrico va a ser problemática en los grandes garajes. La dificultad de la instalación será directamente proporcional a la cantidad de plazas del garaje comunitario, dicho de otra forma, cuantas más plazas tenga un garaje mayor será la ampliación de potencia total necesaria.

La instalación de puntos de recarga en estos garajes no está todavía definida en el comienzo del desarrollo de la movilidad eléctrica. En un primer vistazo podemos definir 4 tipos de instalaciones, con sus ventajas e inconvenientes:

  1. Nuevo suministro individual: Requiere el alta de nuevos contadores y espacio para los mismos, pero el propietario puede decidir libremente con qué compañía contratar. Por otro lado, esto incumpliría el REBT por doble suministro en un mismo local o instalación, pero tan solo es una barrera legal que acabará desapareciendo como excepción.
  2. Nuevo suministro colectivo: Requiere la contratación de un solo contador para todas las plazas pero el reparto de costes recae en la comunidad, siendo necesaria instalación de contadores de propietario en cada plaza.
  3. Suministro existente individual: En este caso el suministro partiría de la vivienda. Si el contador y el ICP se encuentran ambos en la centralización de contadores, la línea podrá partir desde ahí, en caso contrario que será en la mayoría, tendrá que bajar desde la vivienda, con el coste que eso conlleva.
  4. Suministro existente colectivo: Trataría de añadir un circuito en el cuadro de usos comunes del edificio, quedando a cargo de la comunidad el reparto de consumos mediante contadores individuales de propietario. Puesto que no se da de alta un nuevo contador, esta sería la única opción válida según el artículo 10 del REBT.

Como vemos, las cuatro soluciones planteadas tienen sus inconvenientes. La opción considerada que aporta mayores ventajas a la hora de facilitar la implantación de los puntos de recarga es la primera, nuevo suministro individual, complementada con una aplicación de nuevas ofertas en la contratación del suministro que contemplen el uso de potencia ociosa en el edificio y un término de potencia reducido condicionado a un uso en periodos valle (franjas horarias de bajo coste).

En cualquier caso, la condición que puede imposibilitar la implantación de esta infraestructura, es la potencia disponible en el edificio, algo no muy abundante en edificios antiguos.

Esta normativa se encuentra en constante evolución, por lo que pueden aparecer modificaciones al respecto.

 

El cambio en el mercado energético

En un mundo de cables, la electricidad es vital. El panorama energético tras la consolidación de los vehículos eléctricos como primer medio de transporte supone un cambio total en el perfil de consumo de un país. Como consecuencia de esto, el precio de la energía podrá experimentar mayores subidas.

La utilización de estos vehículos supondrá un consumo constante y diario, será entonces cuando ahorrar en “combustible” tratará de conseguir una buena tarifa adaptada a las necesidades y horarios. Para ello, habrá que disponer de una instalación que permita la libre contratación de la mejor oferta, tal como hemos indicado anteriormente, el nuevo suministro individual.

Con el objeto de mantener la seguridad de suministro del sistema eléctrico, el aprovechamiento de las infraestructuras actuales y la integración de las energías renovables, se debe fomentar la recarga del vehículo en periodos valle. Desde el punto de vista de la potencia contratada y para el aprovechamiento de las infraestructuras de distribución sería adecuado el aprovechamiento de la potencia ociosa nocturna existente en el edificio o vivienda, reduciendo la necesidad de ampliar la potencia contratada que puede requerir a su vez ampliación de la red de distribución.

En definitiva, dependeremos plenamente de la electricidad y el ahorro estará más que nunca en nuestras manos. Limitar la recarga de nuestro vehículo eléctrico en función de horarios será la clave, algo que un buen programador horario nos simplificará.

 

Conclusiones

Como hemos visto, el Vehículo Eléctrico supone un cambio en nuestros hábitos, infraestructuras y consumo. Un cambio en el que, conocer a fondo sus secretos, supondrá un importante ahorro tanto en su implantación como en su uso y así como su comodidad.

Será necesaria la intervención de un profesional para encontrar la mejor solución y asegurar su correcta implantación que cumpla con la normativa vigente, así como el asesoramiento en materia de comercialización del punto de suministro.

En Montajes Eléctricos JIMFRA, S.L. le ofrecemos:

  • Análisis de la instalación, para ofertar la opción legal más económica.
  • Instalación del punto de recarga con materiales de calidad y personal cualificado.
  • Asesoramiento energético y contratación del punto de suministro con Fenie Energía, la compañía con la que seremos tu agente personalizado, de persona a persona y con las tarifas más competentes del mercado.

 

Mantente informado a través de nuestra web, estaremos en constante actualización para ofrecer la información más actual al respecto de este cambio que no ha hecho más que empezar.

 

Otras fuentes de información:

MOVELE

IDAE

www.electromaps.com

http://recarga-vehiculos-electricos.es

http://www.forococheselectricos.com

http://www.recargacocheselectricos.com/

http://www.jimfra.com/fenie-energia/

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.